El Panko o desarrollo web

No todo es trabajar en esta vida. A veces los programadores también hacemos otras cosas además de desarrollo web... como filetes de ternera rebozados con Panko.

El Panko o desarrollo web

¿Qué es el Panko?

El Panko es algo parecido al pan rallado, pero en versión japonesa. A pesar de su similitud con el nombre en español, no está elaborado con pan. Se realiza con harina de trigo, mediante un proceso de extrusión y cribado. Luego se pone a secar con unas turbinas de aire caliente, y listo.

Receta de filetes rebozados

Para realizar los filetes de ternera rebozados al Panko hemos usado:

  • Filetes de ternera (para rebozar).
  • Harina.
  • Huevo (batido).
  • Panko.
  • Aceite de oliva y sal.

Hacemos un rebozado de los filetes en tres pasos: en el primero lo pasamos por la harina, en el segundo por el huevo y en el tercero por el Panko. Por último salamos y freímos.

Como podéis ver, se trata de una variación de la receta de filetes empanados de la abuela, pero con un punto crujiente extra.

¿Qué tiene que ver el Panko y el desarrollo web?

Ahora llega el momento de la verdad. En realidad esta receta es bastante buena como analogía para explicar los fundamentos básicos de como funciona una web internamente.

La gran mayoría de los sitios web actuales están compuestos por cuatro grandes elementos y un actor externo, al igual que en nuestra receta.

  • Los filetes de ternera son la parte fundamental y la base para el  resto de los ingredientes... ¿Y la base de nuestra web? Pues es el contenido a mostrar, lo que quieres enseñar al mundo. Generalmente utilizaremos algún CMS para almacenar este contenido.
  • La harina sirve para que el resto de ingredientes queden bien ligados a nuestros filetes... Al igual que el código HTML, el esqueleto de tu web. Con esto se crea la estructura para mostrar el contenido. 
  • Cuando pasamos nuestros filetes por el huevo les damos sabor y color. Esto hará que luego tenga un aspecto apetitoso... ¿Y las hojas de estilo CSS? nos ayudan en la parte visual de la web: los colores, las fuentes, el tamaño de los elementos, animaciones y muchas cosas más, haciendo que el aspecto sea fantástico, lo mismo que nuestro huevo.
  • El Panko, nuestro nuevo amigo, le dará un toque diferente a nuestro rebozado. Acordaos de que no está hecho con pan, por lo que nuestros filetes no serán como el resto... Y el Javascript, o JS para casi todo el mundo, hace acto de presencia. JS y Panko serían equivalentes en nuestro símil. Con esto haremos que nuestra web sea diferente a las demás, la dotaremos de una interactividad que de otra forma no sería posible.
  • Y por último el aceite de oliva, con el que freímos todo una vez preparado. Al freír juntaremos todos los ingredientes para que tengan la textura, el sabor y el aspecto final ¡mejor imposible! ¿Quién no ha utilizado un navegador web? Al igual que el aceite de oliva, mezclará todos los ingredientes (CMS, HMTL, CSS y JS) de nuestra web y le mostrará el resultado final a los visitantes.

Quizás a alguno le haya entrado la curiosidad de saber más: así empieza el camino que nos lleva al mundo del desarrollo web, algo muy, muy extenso y donde nunca dejaremos de aprender cosas nuevas.

Dejar un comentario

Deja el primer comentario!

Informar de
avatar

wpDiscuz

Suscribete a nuestra newsletter

Apúntate a nuestra newsletter y podrás obtener contenido exclusivo